TUTORIAL | Calendario & Portafotos

Hola guapuras,

Menudo tutorial de hoy! Será por las fotos de Álvaro o la idea tan chula que ha tenido Patricia pero es que me encanta! Me parece un regalo genial! Vamos, que le preparo uno a mi madre con las fotos de Nil y se puede volver loca de contenta. Y a tí, ¿se te ocurren ya ideas para preparar uno? Seguro que sí pero si todavía no has puesto la cabeza a echar humo sigue mirando… que seguro que Patricia te inspira de lo más!


Hola guapetonas,

Espero que hayáis comenzado el año súper bien. ¿Hasta cuándo se puede decir eso de “feliz año”? Pues yo diría que poco más o menos hasta el mismo momento en que se puede poner una a hacer calendarios anuales ;). Y es que hoy os traigo una idea muy versátil para tener los días del mes bien controlados.

He tenido muchas dudas de si hacer un calendario perpetuo o de este año concreto, pero finalmente he querido hacerlo exclusivo del 2018. Así tengo excusa y para el año que viene me exprimo el coco para buscar otra idea nueva. Además, no solo es un calendario, sino que además hace las funciones de portaretratos también. No me enrollo más y ¡al lío!

 

La base de mi calendario es una caja de zapatos de mi niño. Para tunearla, utilicé un spray de Pintyplus Aqua color azul, que tenía desde hacía tiempo y nunca antes lo había usado. Apliqué un par de capas y quedó perfectamente cubierto. Una vez seco, para darle un toque más de color a la caja, apliqué pintura de La Pajarita con una toallita húmeda sobre los bordes de mi caja y este fue el resultado:

 

La idea es utilizar la caja de soporte para el calendario y hacer tarjetones de un tamaño como el de la tapa para ir cambiando los meses. ¿Cómo fijar las tarjetas a la tapa? Con cinta magnética. Os lo enseño más adelante. Ahora, toca recortar los tarjetones para la tapa; escogí papel de acuarela para hacer fondos con tintas en spray y acuarelas.

 

El siguiente paso fue estampar los meses del año utilizando los Sellos de alfabeto ABC y las Bases de Metacrilato molonas de Cocoloko.

 

Los días de cada mes decidí escribirlos a mano. Primero a lápiz para más o menos cuadrar las semanas y luego ya los repasé con un micron del 0,2 y las iniciales de los días de la semana los subrayé con Stabilo pastel. Luego tocaba ligar las fotos con cada mes:

 

Para darle un toque bonito a la caja no podían faltan cintas y lazos. Soy muy fan de los ribbons y me encanta darles a mis trabajos un toque romántico y bello con ellos.

 

En esta última foto podéis ver que la caja ya tiene sobre la tapa uno de los tarjetones. La manera de sujetarlos es a través de una cinta magnética adhesiva. Puse también cinta de doble cara extra fuerte antes de pegar la magnética para asegurarme que quedaría bien sujeta. Además de para que se puedan intercambiar los meses, la idea de la cinta magnética es para poder poner también los meses en la nevera o cualquier otra superficie con imán. De esta forma, la caja puede ser también un portaretratos, porque hice varios tarjetones más con solamente fotografías como vistéis en la cuarta foto.

Finalmente y para darle un toque más alegre, añadí algunos adornos a cada mes del año utilizando los Sellos Cocoloko.

 

Y este es el resultado final de mi calendario portaretratos. Espero que os haya gustado e inspirado para esta y muchas otras ideas. Yo la verdad que he disfrutado mogollón haciéndolo y es que mi niño, aunque esté mal que yo lo diga, es un guaperas ☺️ jijiji

¡Nos vemos pronto!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario