TUTORIAL | DIY Cajonera de Ikea

Hola guapuras,

Hoy no es un #tutojueves cualquiera… Estamos de despedida así que es un día agridulce en Cocoloko. Se nos va una de nuestras compis: Cristina y la echaremos muchísimo de menos. Ha estado en nuestro equipo de diseño durante más de dos años y en todo este tiempo hemos compartido mucho más que Scrap. Hemos visto como crecía uno de sus sueños: su tienda Kmakü y ahora ha llegado el  momento de que tenga más tiempo para que pueda dedicarse de pleno a ese sueño y al de ver crecer a sus nietos. 

Cuando te propones crear una marca y gestionar un equipo de diseño que trabaje con los productos que creas esperas y deseas que lo hagan con mimo, con cariño, respeto,… Siempre digo que tengo un equipo de 10 y no es para menos, ya lo sabéis. Así que cuando alguien de nuestra familia se va es un día triste. Cris, te deseo lo mejor en todo lo que te propongas. Ya sabes que las Cocolokas t’estimem una jartá!


Este post es muy, muy especial…, todavía me acuerdo  cuando Raquel me dijo que le encantaría que formase parte de su equipo de Cocolokas…, qué alegría!!!  Fue mi Primer DT y eso no se puede olvidar jamás.

Y es que este Equipo de Diseño, no es un equipo cualquiera, como decimos nosotras, somos una gran familia de cocolokas…así que no ha sido nada fácil tomar la decisión… pero este es mi último post en Cocoloko.
Acabo de celebrar el primer añito de mi tienda K maKü, y el nivel de trabajo ha aumentado mucho, y además acabo de volver a ser abuela!!!! Estoy muy, muy feliz! Pero ya sabéis que el tiempo es limitado…
Dejo un grupo de personas geniales, donde se aportan ideas, se ayudan entre ellas, se crea pensando en el proyecto común y en el grupo… y eso tiene un valor inmenso.
Así es que Gracias a Raquel por creer en mi, por acogerme en su familia cocoloka, por dejarme trabajar con total libertad, por apoyarme en todo…, y gracias a todas y cada una de mis compañeras, porque con ellas he crecido. Ya sabéis que mi corazón siempre será cocoloko.
Así que el tutorial también es especial porque para qué ponernos con cositas pequeñas… hoy salto del scrapbooking con sus layouts, sus minis, su mixed media, sus tarjetas, al “do it yourself” y he customizado la famosa cómoda Rast de IKEA.
Desde hace tiempo me daba vueltas en la cabeza pintar esta cómoda, y es cierto que en la red puedes encontrar muchos modelos diferentes…, pero yo tenía claro dos cosas: una que quería hacer un degradado de pintura jugando con diferentes colores, y otra que quería dejar partes de la cómoda al natural sin pintar.
Lo primero fue montar la cómoda según las instrucciones que viene con el mueble… y es fácil montarla. El proceso  no os lo muestro, ya que lo único que fui capaz de grabar era un martillazo por aquí un tornillo por allá… si me atrevo os  enseñaré algo por instagram.
La pintura que he elegido es la Chalk Paint Amelie de Orita Prager en tres tonos diferentes: Rosa Fuscia, Salmón y Mint.
El tono más fuerte lo quería en el cajón inferior para pasar por el salmón y acabar en el primer cajón con el mint. Y así es como lo hice.
Situé los cajones en el suelo, colocados como después irían en la cómoda. Así es mucho más fácil tener en cuenta la composición global del color y  realizar el degradado.
Para unir los diferentes colores, y que no quede el corte, en ningún momento utilicé el color blanco para rebajarlos.
Primero apliqué el color rosa fucsia, y seguidamente comencé a pintar el color salmón, y con el pincel mojado de este último color,  pinté de manera desigual encima de la última línea de pintura rosa fucsia.
Y para realizar el cambio del salmón al mint, igual.
Mientras se secaban los cajones, pinté el filo frontal y superior de la cajonera, con el color mint.
El paso siguiente fue pintar los pomos de madera que vienen con el modelo…, para ello he utilizado los sprays Pintyplus de Novasol en estos colores.
Cuando acabé de pintada me encantó… era lo que tenía en mi cabeza antes de empezar a pintar…
Pero se me ocurrió ir un poco más allá, y decidí sacar los stencils para darle un toque floral.
Una vez secos los cajones, elegí un stencil 30×30 pulgadas, lo coloque encima de los cajones y fui rociando los sprays encima del stencil.
No le he dado barniz, y ahora mismo luce espectacular en el escaparate de mi tienda.
Durante todos estos añitos he compartido con vosotr@s muchos post… este ha sido muy diferente, tanto por el tipo de tutorial, como por la despedida… Espero que os haya gustado, y espero seguir viendo vuestros trabajos por las redes!!!!
Millones de besos!

Deja un comentario